miércoles, septiembre 30, 2009

VERAGUAS, FUERA DE PROYECTOS DE CONSERVACIÓN Y REPOBLACIÓN DE MANGLARES

 Por: Claro Gómez Caballero.



En el IV Congreso Científico Regional  el Ing. José Berdiales, coordinador del Proyecto “Manglares” de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en su conferencia Conservación y repoblación de las áreas amenazadas del bosque de manglar del Pacífico panameño”, dijo que la Provincia de Veraguas, no ha sido incluida en este proyecto nacional, porque su zona humedal pertenece a áreas protegidas, conocida como Sitio Ranzar.

El experto en conservación y repoblación de manglares, calificó de existoso el Proyecto Nacional en esta materia, debido a que han logrado capacitar a los moradores. Hasta la fecha se han recuperado 800 hectáreas, con el apoyo de las comunidades, quienes han aprendido a hacer sus propios viveros de mangles y dar seguimiento a sus plantaciones.

Berdiales agregó, que actualmente tienen asesoría de la Organización Internacional de maderas tropicales, organismo que se encarga de trabajar a nivel mundial en la protección y conservación de los bosques nativos y mangles. 

En cuatro años que tiene el Proyecto Nacional de Conservación y repoblación de manglares, el Gobierno ha designado 800 mil balboas y de forma conjunta con la Organización de maderas tropicales se han designado 300 mil.  A inicios del proyecto no existian técnicos en repoblación de mangles, hoy día contamos con profesionales, aseguró, el Ing. Berdiales.

Este proyecto es sostenible, siempre y cuando se involucre a las comunidades cercanas a los humedales, por eso, contamos con ocho que están trabajando, que a la postre son ellos los propios benefciados, ya que algunos son carboneros ecológicos. En el área de Sajalices  hay un grupo de personas dedicados a esta actividad de forma sostenible y con  buenos resultados económicos, explicó.


Debo acotar, que apesar que las áreas de manglares de la Provincia de Veraguas están protegidas por acuerdos nacionales e internacionales, la vigilancia científica y de concienciación a las comunidades adyacentes, no son las más eficaces.  La deforestación y  contaminación con químicos en estas áreas  de ganadería y agricultura, además, la falta de veda de muchos recursos naturales como la concha negra, cangrejos, mangotes, jaibas, iguanas y toda la biodiversidad que existe en los distritos de Montijo, Río de Jesús, Soná, Mariato y Las Palmas, necesitan más control.

Sobre este aspecto, el Ing. José Berdiales explicó que la tarea de proteger y conservar los mangalres a nivel nacional, es de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), ellos deben dar seguimiento a las investigaciones para poder controlar las actividades ganaderas y agrícolas que vienen matando a los bosques de mangles.  Al desaparecer los ecos sistemas de manglar  se pone en peligro toda la vida acuática de nuestros mares.